Hedonismo Gastronómico

El día que me empezó a gustar la cerveza y otros relatos desencajados

el día que me empezó a gustar la cerveza

Relato: “Cuento o narración de carácter literario, generalmente breve.”  No sé, eh, no sé.

En los siguientes relatos les voy a contar el día exacto que me empezó a gustar la cerveza, por qué le decimos pola a la cerveza en Colombia, y cómo fue eso de que en algún lugar del mundo eligieron tomar bebida fermentada en vez de agua para no contaminarse. Ahhh, ¿pero sí para emborracharse? Ahora, sin más, los invito a leer los cuentos desordenados desde la raíz del corazón de quien les escribe.

Ceres extraños dice una canción. En astronomía, es un planeta enano; y en mitología, Ceres era la diosa de la agricultura. Es decir, que la cerveza podría venir del “ceres-vis” la fuerza de ceres, refiriéndose al proceso de fermentación de cereales.

Si voy a contarles cuando me empezó a gustar esta bebida, algo me lleva a irme para atrás. Y es que, en mis historias que -no en vano se llama Cómete el Cuento- además de distraerme con las ramas, me obligo a hacer memoria. Entonces viajando en el tiempo y recordando esa civilización de la que tanto me hablaban hace más de 20 años en el colegio, Mesopotamia, voy a mencionar un dato breve sobre el origen. 

Se conocen rastros en tablas de arcilla. Y como muchos de los mejores inventos en el mundo se dieron por ¡oh casualidad!, los sumarios crearon una bebida fuerte combinando agua y granos fermentados de cereales; luego la saborizaban con canela, miel, y dátiles; ellos preferían tomar este tipo de bebidas ya que el agua que existía venía contaminada.

Pero ¡oh casualidad, de nuevo! con el uso del lúpulo se percataron que la cerveza que lo contenía duraba más. Otra vez, sin darse cuenta vieron cómo este funcionaba, no solo como aromatizante, sino también como conservante natural por sus propiedades antisépticas. 

La cerveza se convirtió en una bebida tan popular que un día de abril de 1516 se decretó la ley de la pureza (Reinheitsgebot) que establecía que la bebida debía contener únicamente 3 ingredientes: agua, malta y lúpulo. La levadura no se agregó como ingrediente porque aún no sabían que existía, a pesar de que la bebida a bajas temperaturas fermentaba. Luego la historia viene con Pasteur pero se supone que el relato debe ser corto y no se los quiero hacer más largo así que pueden continuar en otra ventana (obvio después de leer este artículo) porque #leersalvavidas y además no se quedan con la duda. 

Relatos desencajados y la magia eufórica de la noche

Cualquier sábado de 2016
Son las 2:00 a-eme
salimos de trabajar con la adrenalina pegada al cuerpo
tomamos cerveza, dejamos que entre la madrugada
Son las 5:30 a-eme
tomamos cerveza, dejamos de ser tan vulnerables
El verano es prodigioso y quisiéramos que toda la vida fuese una fiesta.

Arranco con esa intro porque fue un post en el Instagram de Cómete el cuento que me recuerda a cuando salía de trabajar de la cocina de una cervecería en Buenos Aires. 

Trabajaba en las noches, con música a todo volumen y la energía de mis compañeros: Nati, Fadua y Lechu. Nos encantaba musicalizar la jornada con hits rocanroleros. Incluso, con Naty, hicimos una lista en Spotify dedicada a bandas de cantantes mujeres;  era la protagonista de los domingos. 

Entre mis corridas en la cocina, Naty cobrando, y Lechu y Fuadua sirviendo birra, se nos pasaba el turno volando. La noche tiene esa magia eufórica que no la para nadie y la jornada terminaba con nuestro himno que escuchamos tanto, tanto, tanto que un día lo cantamos de memoria: “When you get older, plainer, saner. When you remember all the danger we came from…”

Aquí hago un breve paréntesis porque me distraje con la canción; es que tiene un sí sé, que quiero compartirlo con ustedes. Denle play cuando quieran: ahora, mientras leen, mañana o pasado mañana. 

El día que me empezó a gustar la cerveza

Voy a irme unos años antes de esto para contarles sobre César, alias El Padre. Estudiamos cocina hace como 15 años en lugares diferentes en Colombia; hace seis años nos conocimos estudiando, y desde entonces somos amigos. Es una de las personas mas importantes en mi tiempo aquí, porque no con todos los amigos (tan especiales que tengo) se comparten los mismos intereses. Y sí, es como cuando dos músicos se juntan. 

También es el tipo de persona con la que te gustaría sentarte a conversar. La pasión por la gastronomía fue lo que nos unió y recuerdo siempre que -intermedio de las clases- me hablaba del bar donde él trabajaba. Buena Birra Social Club

—Tienes que ir, dale—Me decía una y otra vez. 

—Pero César, no insistas que a mí lo que me gusta es el vino y el guaro (googleen guaro)

buena birra social club

Para continuar el relato me toca hacerlos retroceder a la historia de arriba. El bar que me hacía bailar entre papas, camembert y salchichas alemanas; ese que les conté de la música y la buena onda. Recuerdo exactamente el día que probé la cerveza más vendida del bar, porque fue el día que cambió mi discurso. 

Cuando terminaba el turno, nos podíamos tomar media pinta de cerveza. Me insistieron. Era de miel y romero; sentí como mis papilas enloquecidas me decían: “¿nos estábamos perdiendo de esto?” y mientras escribo me sonrío, porque hoy en día no tomaría una de miel o Honey, como se pide generalmente. Primero, porque ya no me gusta y segundo, porque esa sí que emborracha rapidito y para emborracharse con cerveza, mejor hacerlo des-pa-cito.  Dato de Honey: 7.5 y 9 ABV / 20-25 IBU

Ese fue el día que me empezó a gustar la cerveza. Y después de trabajar, me encontraba con César, nos íbamos a algún bar amigable con los colegas gastronómicos, y no tomábamos ni vino ni guaro. Tomábamos pola, como le decimos en Colombia. 

No les voy a decir que googleen pola. Un día de Julio de 1910, la cervecería Bavaria lanzó una cerveza en honor a Policarpa Salavarrieta (heroína en la Independencia), llamada La Pola. En el Museo Nacional de Colombia aún se conserva una obra con sus etiquetas y nosotros adoptamos desde hace más de 50 años el término para referirnos a la cerveza.  

pola

Cansados, pero contentos: 1, 2 o 3 birras compartíamos entre brindis, chismes de bares, charlas de comidas, bebidas, chismes gastronómicos, chismes de personas gastronómicas, de libros o simplemente de la vida y así pasaban las horas. Ahora le sumo mis historias de amor y desamor. ¡Incluso las que empezaron en la barra de ese bar!

También nos fuimos a pasar un fin de año a Colonia, con más amigos gastronómicos (mis respetos a los baristas @d.ovlle @__human_____________ y @the_sabo_tage) y ese 31 de diciembre festejamos la calurosa noche en Chopería Mastra Colonia, bien dicho por ellos: la primera cerveza artesanal uruguaya. Un hermoso local de dos pisos, súper acogedor, rodeado de plantas y barriles en medio de esas calles empedradas y totalmente espectaculares que tiene Colonia.

chopería mastra colonia

Chopería Mastra Colonia
Del Comercio 158
Barrio Histórico – Colonia del Sacramento
092 818 496 / 4523 8853
choperiacolonia@mastra.com.uy
@cervezamastra

Relatos des-encajados que escribí en la barra de Buena Birra

Relato 1: Jueves 24/08/2018 20:46 horas

Estoy en pijama, con un libro en la mano, tomando una cerveza en mi casa. Sí, en mi casa: Buena Birra Social Club. Jamás imaginé que me iba a gustar tanto la cerveza hasta que trabajé en un bar cervecero. Y eso que César intentó metérmela hasta por los ojos: no hacía más que hablarme del tal lúpulo y yo que sólo pensaba en los taninos. Sin embargo, di esa oportunidad y me metí en uno de esos viajes de ida, en lo que respecta a la cerveza, mi viaje casi siempre es la Golden, la de oro. 

—“Golden ale es una cerveza equilibrada y muy liviana; a pesar de ser una ale, no debe predominar el lúpulo ni la malta, debe ser una cerveza refrescante y fácil de tomar.” Es una de las más difíciles de hacer -me explicó un día Cesar-, porque cualquier defecto se identifica muy fácilmente.

Pero la intención que tenía yo cuando dejé el libro, para ponerme a escribir esto -sí, en pijama pegada al celular- es porque estoy sorprendida del ambiente laboral que hay en este lugar. Creo, y me atrevo a decir que no lo vi, así, en otro lado. 

buena birra

Son nueve. Desde los cocineros, que los he visto trabajar empapados de sudor en verano; las meseras, que siempre son atentas y amorosas; Nico, que me sirve la golden y que además es amigo de la vida. Y César, que lleva la parada y que siempre lo admiro por su sabiduría con las fechas de los mil datos históricos que tiene en su cabeza. 

Relato 2: Otras mujeres y la cerveza

“En la antigua mitología de la mesopotamia, Ninkasi, fue «la Señora que llena la boca». Diosa de la elaboración de cerveza o del alcohol, y nacida de «agua dulce y brillante». Se dice que nació de «aguas frescas burbujeantes», y Ninhursag declaró que debía ser la diosa que sacia el corazón.»

César y Sebas me sirven birra. Mica corre, Eli corre, pero viene cada tanto a hablarme de signos y astrología, de los libros que leemos y de canciones. Ahora que lo pienso, en buena birra conocí dos Micas. Mica1 es la que está corriendo, y Mica2 que está lejos, lejos de casa, por allá en tierras británicas. Las dos me sirvieron muchas golden, muchas. 

Y también trabajó una mujer que en aquel tiempo ahorraba su propina para irse de viaje. Su sueño era recorrer Latinoamérica con el propósito de aprender sobre cultura cervecera. Ella se llama Vicky. César me cuenta que hablaban horas y horas de cerveza.

Así que juntó la plata, compró una combi, y recorrió bastantes caminos hasta que llegó a Perú. En Valle Sagrado iba bastante -una frecuencia similar a la mía con Buena Birra- a una cervecería y consiguió que la contrataran. El chisme no me lo sé completo pero, incluso, tuvo que hacer la residencia peruana para seguir trabajando en ese lugar que le enseñó y le dio tantas alegrías. 

Y como uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida, volvió a Argentina y ¿a dónde fue a parar? adivinen. Estuvo unos meses, luego partió. Actualmente vickydipau se dedica a difundir la cultura cervecera en tierras españolas.

perú
«Un viaje de mil millas comienza con un primer paso» Lao-Tse

#Tipcometeelcuento1: lo que dice Vicky sobre la IPA⁣

  • Primero lo primero: IPA = India Pale Ale. NO indian. I N D I A⁣
  • En rasgos generales, las IPA son cervezas complejas en aroma y sabor. Tienden a resaltar el amargor y sabor del lúpulo. Puede aparecer en notas herbales, terrosas, cítricas, de frutas o frutas tropicales, entre otros.
  • El cuerpo será de medio ligero a medio pleno, secas en su mayoría. ⁣
  • Aquellas que tengan una graduación alcohólica más elevada se les puede llegar a percibir una leve tibieza de alcohol. ⁣
  • El color dependerá del sub-estilo, en su mayoría tienden a ser claras. Aunque en los últimos años están apareciendo versiones más opacas y con algo de turbidez. Producto de no filtrarlas o el agregado de algún otro ingrediente que genere este efecto.
  • Las IPA podrían definirse como una familia de estilos aparte. Generaron y generan tanto fanatismo entre los consumidores que obligan a los cerveceros y cerveceras a estar en constante evolución. Buscar más y nuevas formas de combinar diversos ingredientes. Probar las nuevas variedades de lúpulo que aparecen en el mercado también siempre será una excusa para crear una nueva versión de IPA.

#tipcometeelcuento2: entre César y yo nos pusimos de acuerdo con alguna terminología cervecera que debes tener en cuenta al momento de catarla para no emborracharte en el intento (o sí).

Malta: es el resultado del malteado de la cebada, este inicia con la hidratación del grano, germinado y secado del mismo. Consiste en dar un leve tostado hasta lograr el punto indicado, ya que el nivel de malteado es el que da principalmente el color a la cerveza, además de aportar aromas y otras propiedades sensoriales.

Lúpulo: es una especie de las canabiaceas cuyo subgénero sería Humulus lupulus de la cual se utilizan las flores femeninas para aportar el sabor amargo y aroma (floral, frutado) característico de la cerveza. Se emplean diferentes variedades dependiendo el perfil deseado en el estilo de cerveza a producir. También sirve como conservante natural.

Agua: en principio damos por entendido que el agua es el 90% de la composición de la cerveza, ingrediente principal y por más sencilla que parezca es demasiado compleja, muchas veces vamos a escuchar términos como: agua blanda o dura, es uno de los más utilizados ya que la cantidad de minerales que contenga el agua van a influenciar en la elaboración de la cerveza.

Por suerte, gracias a la investigación sobre estilos y zonas de elaboración se ha podido recrear de cierta forma los tipos de agua de algunas zonas del mundo; por ejemplo, una de las más famosas es la Burtonizacion ya que se utiliza una mezcla de sales para imitar la dureza y salinidad del agua de Burton Upon Trend en Inglaterra.

#tipcometeelcuento3: ahora César nos cuenta cómo identificar una etiqueta de una botella y lata de cerveza (@cesargastronomy)

IBU: International Bitterness Unit, por sus siglas en inglés, es la unidad internacional de medida del amargor. Entre más unidad de IBU, más amarga es la cerveza. 

ABV: Alcohol By Volume, por sus siglas en inglés, nos muestra el porcentaje de alcohol en la cerveza.

SRM: Standard Reference Method, por sus siglas en inglés, es el método de referencia para el color de la cerveza. 

#tipcometeelcuento3: Más que un tip es un chisme, ¿sabías que el famoso oktoberfest empezó siendo un matrimonio?  

Necesito aclarar que más allá del amor que siento por la cerveza, y mi dedicación a escribir este artículo del cual siento gran satisfacción, el vino continuará siendo el número 1 en mi lista de bebidas. Los invito a continuar leyendo: Anécdotas con vino: ¡larga vida al cronista!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *